¿Qué podemos hacer si nos sorprende la niebla conduciendo?
Niebla

Hacernos ver
En principio, pondremos las luces de cruce y, sólo si la niebla es espesa, las luces antiniebla, su intensidad puede deslumbrar a los demás vehículos. En el caso de usar luces antiniebla, se activarán las traseras y, si se dispone de ellas, también las delanteras.Debemos evitar las luces largas, ya que provocan un efecto espejo que deslumbra al conductor y dificulta la visibilidad.

Ser prudentes al volante
Es importante mantener la mayor distancia de seguridad posible con el vehículo delantero pero sin perderlo de vista. Evitaremos maniobras bruscas y adelantamientos. La velocidad se debe adaptar a las condiciones en las que nos encontremos: nos ha de permitir reaccionar a tiempo ante una emergencia, pero si es excesivamente lenta, podríamos provocar retenciones y accidentes en cadena.

Buscar una referencia
Las marcas viales de la calzada son una buena guía para seguir el trazado de la carretera. Si circulamos por autopista o autovía es aconsejable hacerlo por el carril derecho.

Mantener la calma
La conducción con niebla espesa, sobre todo en carreteras secundarias sin marcas viarias, puede ser realmente estresante, por lo que es vital mantener la máxima tranquilidad y concentración al volante.

 

Seguridad
  • Presta atención, ahora más que nunca, a la señalización.
  • No te detengas mientras circulas por la vía, tampoco en el arcén. Es posible que el resto de conductores no puedan verte.
  • Siempre que te sea posible, busca un sitio claramente apartado de la carretera (área de servicio, área de descanso, gasolinera…), señaliza el vehículo con las luces antiniebla y los intermitentes de emergencia y espera a que mejore la visibilidad.